¿Cómo una olla de cocción lenta ayuda a comer sano?

La olla de coccion lenta se ha convertido en un electrodoméstico de gran popularidad entre los amantes de la comida saludable, ya que este tipo de equipos de cocina se encarga de cocer los alimentos a una baja temperatura, para conservar el sabor y un mayor porcentaje de nutrientes presentes en las carnes, pescados, verduras y granos.

Se trata de una olla que, al igual que los modelos tradicionales, posee una tapa y asas de agarre, pero la diferencia radica en su funcionamiento. Este producto debe ser conectado directamente a una fuente de energía eléctrica, por medio de un cable de alimentación.

Por su parte, las resistencias internas generan calor y este es atrapado dentro de la olla para ser transmitido a los alimentos durante períodos de tiempo prolongados. Además, la olla integra un panel de control intuitivo para ajustar la temperatura y el tiempo de cocción deseado que, según el modelo, podrás monitorear a través de una pequeña pantalla integrada.

Esta olla programable es una buena alternativa para preparar recetas saludables y a un bajo costo. Además, con este tipo de cocción lenta, es posible mejorar la textura de los alimentos, brindarles mayor jugosidad, potenciar el sabor natural de los ingredientes, entre otros beneficios.

Beneficios de las ollas de cocción lenta

olla de coccion lenta

Ahorro de energía, dinero y tiempo

Las ollas eléctricas de cocción lenta ofrecen un considerable ahorro energético, debido a que el calor generado por sus resistencias no excede los 100 °C. Por tanto, a pesar de que el equipo puede llegar a funcionar continuamente durante un promedio de ocho horas, la temperatura adquirida es controlada.

En este sentido, el consumo podría corresponder a un máximo de 1,5 kilovatios por hora de trabajo, en comparación a un horno, que gasta aproximadamente 2,2 kilovatios por hora. Este gasto energético bajo equivale a un significativo ahorro de dinero, que la persona podrá ver reflejado en su factura de energía eléctrica mensual.

Por otra parte, el presupuesto para la compra de la carne se verá favorecido por el uso de estas ollas, porque podrás usar un corte de segunda, que suele ser un poco más duro, ya que la cocción lenta es especial para ablandar estas carnes, debido al prolongado lapso de cocción.

Igualmente, con las ollas de cocción lenta ahorrarás tiempo en el proceso de limpieza, porque en un mismo electrodoméstico puedes cocer simultáneamente verduras, carne o pollo y, por tanto, sólo tendrás que lavar una sola olla. Asimismo, dispondrás de una hornilla extra en la cocina para preparar otros alimentos.

russell hobbs olla lenta

Cocción uniforme de los alimentos

Las ollas con sistema programable de cocción lenta tienen la ventaja de cocer los alimentos de forma uniforme. Además, la persona no tendrá que monitorear constantemente los ingredientes para voltearlos y evitar que se quemen.

De hecho, es posible incorporar en la olla un gran número de ingredientes con densidad variada, ya que cada alimento se cocerá correctamente y lo mejor es que estarán listos de forma simultánea, para que no hagas esperar a los comensales al servir la mesa.

Variedad de recetas para preparar

Por lo general, cada receta requiere una herramienta de cocción diferente. Si hacemos pan, lo ideal es usar un horno; para el arroz, una arrocera; mientras que para saltear algunos ingredientes o sellar las carnes, existen sartenes adaptadas a dichas recetas.

Sin embargo, con un crockpot existe la posibilidad de realizar diversas recetas dulces y saladas. No tendrás limitaciones para preparar huevos, pescado, pollo o carne, legumbres y verduras.

Asimismo, algunos modelos incorporan modos de trabajo extra para dorar y saltear los alimentos, hacer un rico pan casero, bizcochos e incluso algunos postres. De esta manera, es posible alejarse de los alimentos procesados y dar rienda suelta a la imaginación, preparando recetas saludables para sorprender a los comensales diariamente.

olla electrica programable

Reducción de la ingesta de grasas

Otra de las ventajas que ofrecen los equipos de cocción lenta es la reducción en la ingesta de grasas saturadas. Esto se debe a que, generalmente, el área de cocción de la olla posee un revestimiento de cerámica o material refractario, que son superficies antiadherentes.

Por ello, si lo deseas, es posible cocinar cualquier alimento sin usar aceite, dejando en el pasado el temor a que los ingredientes se quemen o peguen debido al largo tiempo de cocción.

Promueve una alimentación saludable

La alimentación saludable no sólo se trata de consumir vegetales, granos, frutas y proteínas, sino también aprovechar todos los nutrientes contenidos en dichos alimentos. Para ello, es importante saber preparar cada uno, y la cocción es una parte fundamental de este proceso.

Según los expertos, cocer los alimentos en una olla eléctrica lenta es la mejor alternativa para conservar las propiedades de cada uno. Por ejemplo, la carne debe exponerse a una temperatura constante y baja de 70 °C, para que el colágeno pueda ser disuelto y convertido en una sustancia gelatinosa, capaz de aportar al corte de carne una sensación tierna y jugosa.

De igual forma ocurre con los pescados y moluscos, que se caracterizan por tener un gran porcentaje de colágeno y, por tanto, deben cocerse a 60 °C, con el propósito de que queden suaves y no fibrosos.

Las verduras requieren ser cocidas lentamente, para que las enzimas contenidas se activen y produzcan un cambio en sus paredes celulares, creando enlaces de calcio. Por su parte, en los huevos, la cocción de tipo lenta ayuda a conservar las grasas “buenas”, que se concentran en la yema.

Las ollas de cocción lenta fomentan una alimentación saludable, ya que el calor lento y progresivo ayuda a conservar los valores nutricionales de los alimentos y, así, beneficiar la ingesta diaria. Por ello, comprar este producto e incorporarlo a tu cocina no debe ser considerado un gasto innecesario, sino una verdadera inversión.

olla programable

HAGA CLIC PARA CALIFICAR ESTE POST!
Total: 0 Promedio: 0
Back to top button