Encontrar el mejor producto de esa categoría no es algo fácil y por eso el equipo de Mejoresdispositivos ha hecho tanto pruebas de productos como investigaciones para ayudarte a elegir la mejor opción. Si compras algo tras los enlaces de nuestro contenido, recibimos un comisión.

Mejores deshumidificadores

Si aparecen manchas oscuras en las paredes o en el techo, huele a humedad en el ambiente o simplemente ya no eres capaz de ignorar esa sensación de humedad durante más tiempo, probablemente necesites un deshumidificador doméstico. Estar en espacios húmedos no solo es físicamente desagradable, sino que también puede agravar algunos problemas de salud, especialmente los respiratorios o las alergias. Incluso se ha descubierto que los ambientes con moho en bastantes personas reducen los niveles de concentración y aumentan la somnolencia. De hecho, un nivel de humedad por encima del 60% es suficiente para que florezcan el moho y los hongos, y para que los ácaros del polvo pasen un rato estupendo y festivo todas las noches.

Tanto si deseas mejorar el microclima del baño, el ático, el garaje o el sótano, como si buscas una alternativa más económica a la secadora de ropa, estamos aquí para ayudarte. Para elaborar este artículo hemos investigado las opiniones de expertos y usuarios y hemos comparado más de un centenar de modelos de deshumidificadores. Aunque la mayoría es capaz reducir bastante el nivel de humedad, algunos son más eficientes que otros, tienen mejores opciones de desagüe, emiten menos ruido y ofrecen mandos de control más cómodos. También hemos elegido nuestros cinco modelos favoritos para diferentes espacios y distintos objetivos. Y si deseas explorar más a fondo el mundo libre de moho de los deshumidificadores, desplázate hacia abajo y echa un vistazo a nuestra detallada guía de compra.

Imagen
Nombre
Calificación
Revisar precio

Inventor Eva II PRO 20 l

Inventor Eva II PRO 20 l

Ventajas

  • Gran capacidad de deshumidificación
  • Adecuado para superficies de tamaño medio a grande
  • Puede usarse con bajas temperaturas
  • Excelente variedad de funciones, incluido el control mediante app
  • Manguera incluida para un desagüe continuo por gravedad
  • Tiene filtro lavable
  • Fácil de trasladar a otra habitación

Desventajas

  • Depósito de agua bastante pequeño
  • A algunos usuarios les parece que el dispositivo es demasiado ruidoso y tienen dificultades para conectar la app

Nuestra reseña

El modelo Inventor Eva II Pro de 20 litros aúna una moderna tecnología, un uso sencillo y una excelente eficiencia de deshumidificación. Este deshumidificador inteligente tiene potencia suficiente para deshumidificar áreas de hasta 90 m2 y se puede controlar a distancia. Los usuarios preocupados por el medio ambiente también agradecerán que el Eva utilice refrigerante R290, con bajo impacto sobre el calentamiento global.

La capacidad máxima de deshumidificación que se suele citar para este modelo es de 20 l en 24 horas. Sin embargo, esta capacidad se midió a 30 °C y con el 80% de humedad relativa, lo que supera ampliamente las condiciones habituales en interiores. A una temperatura ambiente de alrededor de 20 °C y una humedad relativa inferior, la cifra puede caer significativamente. Algunos usuarios comentan que vacían la bandeja de 3 litros del Eva aproximadamente dos veces al día. Esto nos da una idea más aproximada de cuánta humedad elimina. Si no le apetece transportar 3 litros de agua al fregadero o lavabo más cercano varias veces al día, el aparato permite la posibilidad de utilizar un desagüe para una eliminación continua, y la manguera viene incluida. Sin embargo, este modelo no tiene bomba y solo se puede utilizar el desagüe por gravedad. Esto significa que el Eva no puede colocarse más bajo que el desagüe o recipiente que vas a usar para eliminar el agua.

El Eva dispone de un panel de control superior con una pequeña pantalla para seleccionar un porcentaje de humedad relativa que varía entre el 35% y el 85%. También puedes elegir entre tres velocidades de ventilador. El más lento se llama Silent y se puede usar durante la noche, mientras que el más rápido, llamado Turbo, es perfecto cuando necesitas secar la ropa. Además, este modelo tiene un modo especial de secado llamado Dryer que funciona a velocidad Turbo de forma continua durante dos horas. Posteriormente, sigue funcionando hasta que el nivel de humedad baja al 45%. Los usuarios también pueden elegir el modo inteligente (Smart) o continuo (Continuous). El primero mantiene automáticamente el nivel de humedad relativa entre el 45% y el 55%. El segundo garantiza que el dispositivo funcione de forma continua, independientemente del nivel de humedad relativa de la habitación. Si no utilizas desagüe continuo, el dispositivo se detendrá automáticamente cuando se llene la bandeja de agua.

Finalmente, el Eva tiene una función de ionización para depurar el aire. La idea es que el aparato emita iones negativos para eliminar el polvo y las bacterias. Sin embargo, muchos usuarios admiten que no usan esta función y nosotros tampoco la recomendamos. Durante la ionización se producen pequeñas cantidades de ozono, y no se puede olvidar que el ozono en sí mismo es un contaminante. Aunque los electrodomésticos modernos se aseguran de mantener la cantidad de ozono dentro de unos parámetros seguros, la ionización tiene pocos beneficios prácticos en comparación con otros métodos de purificación del aire (si te interesa, puedes leer más sobre la purificación del aire aquí).

A diferencia de muchos modelos refrigerantes, el deshumidificador Inventor puede funcionar a temperaturas que se encuentren entre +5 °C y +35 °C, gracias a su tecnología de descongelación automática. Los sensores apagan el compresor del Eva para permitir que el serpentín se descongele cuando sea necesario. El consumo medido a 26,7 °C y 60% de humedad relativa es solamente de 260 W. Sin embargo, dado que es probable que la humedad inicial en la zona sea mayor, esa cifra puede aumentar considerablemente, y la potencia nominal es de 440 W. El nivel máximo de ruido alcanza los 45 dB, pero baja a 37 dB cuando se selecciona el modo Silent.

El Eva viene con un temporizador que se puede ajustar entre 0,5 y 24 horas. Además, su app INVmate II te ofrece un control aún mayor cuando estás fuera de casa. Es compatible con dispositivos iOS y Android, y permite encender y apagar el dispositivo, seleccionar cualquiera de los modos de funcionamiento y ajustar la velocidad del ventilador. El Eva viene con robustas ruedas giratorias que ayudan a su transporte, ya que pesa 14,4 kg. El filtro sustituible debe revisarse cada 2-3 semanas, y además se puede cepillar, aspirar o enjuagar con agua tibia.

En general, el deshumidificador Inventor Eva II Pro combina una impresionante gama de funciones con un precio razonable, y eso lo ha convertido en el modelo favorito de los usuarios. Por poner alguna pega, nos habría gustado que tuviera una bomba para el desagüe del agua, y algunos usuarios mencionan que el nivel de ruido es demasiado alto incluso en el modo Silent. La superficie máxima de funcionamiento indicada también parece algo optimista. Otros modelos con flujo de aire y capacidad de deshumidificación similares generalmente tienen una capacidad de unos 30-50 m2, y sinceramente creemos que esa es también la superficie óptima para el Eva. Finalmente, algunos usuarios comentan que tienen problemas de conectividad con la aplicación, aunque no parece ser algo habitual. A juzgar por las reseñas, la humedad y los olores desagradables disminuyen apenas unos días después de empezar a utilizar el Eva. Hay muchas cosas que te gustarán de este modelo y además viene con una tranquilizadora garantía de 2 años.

Especificaciones

  • Superficie máxima de funcionamiento declarada : 90 m2
  • Flujo de aire máximo : 165 m3/h
  • Capacidad máxima de deshumidificación : 20 l / 24 h (30 °C y 80% de humedad relativa)
  • Capacidad del depósito de agua: 3 l
  • Intervalo de temperaturas de funcionamiento: +5 a +35 °C
  • Nivel máximo de ruido: 45 dB
  • Número de posiciones del ventilador: 3
  • Dimensiones (alto x ancho x prof.): 51 x 35 x 24,5 cm
  • Peso : 14,4 kg

REVISAR PRECIO

REVISAR PRECIO en amazon.es

Pro Breeze 20 l

Pro Breeze 20 l

Ventajas

  • Gran capacidad de deshumidificación
  • Adecuado para superficies de tamaño medio a grande
  • Amplio depósito de agua
  • Puede usarse con bajas temperaturas
  • Buena variedad de funciones
  • Manguera incluida para un desagüe continuo
  • Tiene filtro lavable
  • Fácil de trasladar a otra habitación

Desventajas

  • Utiliza un refrigerante menos ecológico
  • Algunos usuarios lo encuentran demasiado ruidoso y les parece que la manguera es demasiado corta.

Nuestra reseña

Si no te interesan las funciones inteligentes y la ionización, y sin embargo prefieres un depósito de agua espacioso y un diseño elegante, el modelo Pro Breeze de 20 litros te resultará muy atractivo. Tiene un precio similar al de nuestra primera elección, el Eva II Pro, pero su depósito es de 5,5 l y el flujo máximo de aire es más elevado, con 195 m3/h.

La superficie máxima indicada para el Pro Breeze es de 40 m2. Sin embargo, varios usuarios admiten que en sus hogares este deshumidificador es capaz de encargarse sin problemas de superficies de hasta 70 m2. También cuenta con un sistema de descongelación automática, que permite utilizar el Pro Breeze a temperaturas que varían entre +5 °C y +32 °C. La capacidad máxima de deshumidificación a 30 °C y con el 80% de humedad relativa es de 20 litros cada 24 horas. Los usuarios advierten que necesitan vaciar la bandeja cada 12 horas, por lo que el Pro Breeze es capaz de extraer alrededor de 10 l al día incluso con temperaturas más frías. Este modelo también viene con una manguera para desagüe por gravedad. Lamentablemente, los usuarios coinciden en que es demasiado corta y de baja calidad, así que es mejor que cuentes de antemano con comprar otra por separado.

El panel de control superior es elegante y fácil de usar. Hay una pantalla LED azul claro que permite configurar el nivel de humedad relativa entre el 30% y el 80%. Además, el panel se ilumina y cambia de color según el nivel de humedad. Al 70% de humedad relativa o más se vuelve rojo, y entre el 50% y el 70% permanece verde. Cuando el nivel de humedad relativa alcanza el intervalo óptimo entre el 30% y el 50%, la luz cambia a azul. Si te molesta la iluminación, también puedes apagarla.

Hay cuatro modos de deshumidificación, así como un modo de solo ventilador. En el modo Normal puedes controlar el nivel de humedad y la velocidad del ventilador. En el modo Low Power, el dispositivo cambia a velocidad baja del ventilador y funciona continuamente, pero no se puede seleccionar el nivel exacto de humedad. El modo High Power funciona de manera similar, con la diferencia de que la velocidad del ventilador es la máxima. Finalmente, hay un modo para secar la ropa, el modo Laundry, pero no nos parece tan diferente del modo High Power. Además de todo esto, el Pro Breeze tiene un temporizador de 24 horas que se puede usar para encender o apagar el dispositivo cuando no estás en casa, y también un bloqueo para niños que protege los controles frente a deditos curiosos.

De manera similar al Eva II Pro, el Pro Breeze tiene cuatro ruedas giratorias para una mejor portabilidad. También cuenta con un asa superior, pero su peso de 13,8 kg puede ser demasiado elevado para levantar el aparato y cargar cómodamente con él. El filtro es reutilizable y debe limpiarse cada dos semanas con un paño húmedo. Los niveles máximos de ruido alcanzan los 48 dB. Algunos usuarios comentan que, incluso con la velocidad más baja del ventilador, este deshumidificador es demasiado ruidoso para tenerlo encendido en el momento de conciliar el sueño.

En cuanto a sus puntos débiles, además de los problemas de mangueras y ruidos ya mencionados, este modelo utiliza el refrigerante R134a, que es menos respetuoso con el medio ambiente debido a su potencial para contribuir al calentamiento global. El consumo de energía de 450 W también es algo a tener en cuenta. Aun así, la mayoría de los usuarios admiten que el Pro Breeze ha superado sus expectativas gracias a su potente rendimiento, aspecto moderno y facilidad de uso.

Especificaciones

  • Superficie máxima de funcionamiento declarada : 40 m2
  • Flujo de aire máximo : 195 m3/h
  • Capacidad máxima de deshumidificación : 20 l / 24 h (30 °C y 80% de humedad relativa)
  • Capacidad del depósito de agua: 5,5 l
  • Intervalo de temperaturas de funcionamiento: +5 a +32 °C
  • Nivel máximo de ruido: 48 dB
  • Número de posiciones del ventilador: 2
  • Dimensiones (alto x ancho x prof.): 58 x 32 x 20 cm
  • Peso : 13,8 kg

 

REVISAR PRECIO

REVISAR PRECIO en amazon.es

Trotec TTK 52 E

Trotec TTK 52 E

Ventajas

  • Asequible
  • Capacidad de deshumidificación suficiente
  • Adecuado para superficies de tamaño medio
  • Opción de agregar una manguera para desagüe continuo
  • Tiene filtro lavable para eliminar el polvo
  • Compacto y ligero

Desventajas

  • No tiene potencia suficiente para grandes superficies
  • Depósito de agua de poca capacidad
  • La manguera debe comprarse por separado
  • Gama limitada de funciones
  • Algunos usuarios creen que el dispositivo es demasiado ruidoso

Nuestra reseña

Aunque no cuenta con una amplia gama de funciones, el Trotec TTK 52 E es lo suficientemente fiable y potente como para ocuparse de habitaciones de hasta 31 m2, lo que lo convierte en el mejor deshumidificador por ese precio. Con un caudal de aire máximo de 110 m3/h, tal vez este modelo no tenga potencia suficiente para sótanos o áticos amplios, pero es capaz de secar la ropa o mejorar el microclima del baño. El consumo máximo de energía es de solo 300 W, por lo que el Trotec es más económico que sus competidores con similar capacidad.

Aunque el TTK 52 E es un deshumidificador relativamente económico, cuenta con un sistema de descongelado automático que permite usarlo en temperaturas que varían entre +5 y +32 °C. La capacidad de deshumidificación a 30 °C con el 80% de humedad relativa es de 14,7 l. No hay datos oficiales sobre el rendimiento del Trotec a temperaturas más bajas, pero generalmente puede ser hasta dos veces inferior. El depósito de agua tiene una capacidad de solo 2,4 litros, por lo que una menor capacidad de deshumidificación no es una mala noticia a efectos prácticos. También es posible acoplar una manguera de desagüe de 13,5 mm, pero debe adquirirse por separado.

El TTK 52 E es increíblemente fácil de usar. Puedes elegir entre tres porcentajes de humedad (40%, 50% y 60%) o seleccionar el modo continuo. El usuario no puede controlar la velocidad del ventilador. Si los niveles de humedad relativa están bastante por encima de los elegidos, aumenta la velocidad del ventilador y el ruido que lo acompaña. Lo más ruidoso que puede llegar a ser el Trotec es 40 dB. Este nivel de ruido no es lo suficientemente fuerte como para molestar durante las actividades diarias, aunque sí puede resultar demasiado molesto para conciliar el sueño. Dos luces indicadoras nos informan cuando el depósito de agua está lleno o cuando se está realizando un descongelado automático. No tiene temporizador ni otras funciones adicionales. Sin embargo, la mayoría de los usuarios admiten que Trotec satisface plenamente sus necesidades, tanto cuando lo colocan en el sótano como cuando lo usan en el cuarto de la colada.

A diferencia de los deshumidificadores revisados ​​anteriormente, el TTK 52 E no tiene ruedas. Viene con un asa superior plegable, y la mayoría de los usuarios encuentran este aparato de 10 kg lo bastante ligero como para cargar con él. El mantenimiento también es sencillo: hay un filtro de polvo fácil de extraer que se puede cepillar o enjuagar rápidamente cuando está sucio. Al igual que el Inventor Eva II Pro, nuestra primera elección, el Trotec utiliza el refrigerante R290, respetuoso con el medio ambiente.

El TTK 52 E no es el deshumidificador más potente del mercado, pero tiene un rendimiento impresionante para lo que cuesta. Nos gustaría que tuviera un depósito más grande, más funciones o un nivel de ruido inferior, pero todo eso también aumentaría el precio. En resumen, el Trotec ha rendido bien en los aspectos básicos de un deshumidificador, incluida la eficacia, la sencillez de uso y un diseño agradable. Ha recibido numerosas reseñas positivas de los usuarios y además se ha ganado nuestra recomendación.

Especificaciones

  • Superficie máxima de funcionamiento declarada : 31 m2
  • Flujo de aire máximo : 110 m3/h
  • Capacidad máxima de deshumidificación : 14,7 l / 24 h (30 °C y 80% de humedad relativa)
  • Capacidad del depósito de agua: 2,4 l
  • Intervalo de temperaturas de funcionamiento: +5 a +32 °C
  • Nivel máximo de ruido: 40 dB
  • Número de posiciones del ventilador: 1
  • Dimensiones (alto x ancho x prof.): 46,7 x 30,4 x 19,4 cm
  • Peso : 10 kg

 

REVISAR PRECIO

REVISAR PRECIO en amazon.es

De’Longhi DNS65

De’Longhi DNS65

Ventajas

  • Adecuado para superficies de tamaño medio
  • Puede usarse con bajas temperaturas
  • Excelente gama de funciones
  • Manguera incluida para desagüe continuo
  • Funcionamiento bastante silencioso
  • Viene con filtro de polvo
  • Compacto y fácil de trasladar a otra habitación

Desventajas

  • Capacidad de deshumidificación mediocre, especialmente en modos de baja intensidad
  • Depósito de agua pequeño
  • Consumo eléctrico relativamente alto
  • Algunos usuarios afirman que el vaciado del depósito de agua y la instalación de la manguera son bastante incómodos

Nuestra reseña

El De’Longhi DNS65 es elegante y fácil de usar. Con un caudal de aire máximo de 90 m3/h y un depósito de agua de tan solo 2,8 l, carece de la potencia de los modelos con compresor reseñados anteriormente. Sin embargo, el De’Longhi es compacto y ofrece una impresionante gama de funciones, lo que lo convierte en una opción muy sólida para uso en interiores.

Este deshumidificador de habitaciones soporta bien el clima frío y se puede utilizar en temperaturas que varían entre +1 °C y +35 °C. Su capacidad máxima de deshumidificación no es la más alta, ya que se sitúa en 6 l, que además se midieron a 32 °C y 80% de humedad relativa. En las condiciones habituales de un espacio interior se puede esperar que sea un poco menos. Dado que el depósito de agua es bastante pequeño, es posible que prefieras el modo de desagüe continuo, para lo que se incluye una manguera de 1 metro de largo.

Los vendedores suelen alabar este modelo por su rendimiento silencioso de tan solo 34 dB (el nivel de ruido en una biblioteca es de 40 dB aproximadamente). Sin embargo, en realidad este es el nivel de ruido a su velocidad más baja. Dependiendo del modo seleccionado, puede alcanzar hasta 48 dB. En total, dispone de 5 modos de deshumidificación: Turbo, Eco, Auto, Max y Min. Los dos últimos simplemente modifican la velocidad del ventilador. En el modo automático, el aparato controla la humedad y la mantiene al 55%. El modo Turbo es útil para secar la ropa y para los días más fríos, mientras que el modo Eco ahorra energía, pero es más débil, por lo que se recomienda principalmente para el verano. Este modelo tiene temporizador, aunque está limitado a 8 horas.

Para potenciar su función de secado, este deshumidificador desecante utiliza zeolitas, una clase de minerales que absorben la humedad y la convierten en calor. Los usuarios informan que el aparato puede elevar la temperatura ambiente entre 1 y 4 °C, lo cual es fabuloso en invierno, pero no así en verano.

Finalmente, al igual que nuestra primera opción, el Inventor Eva II Pro, el DNS65 tiene una función de ionización para purificar el aire. Como ya mencionamos en la primera reseña, la ionización no es el método más eficaz para la purificación del aire. En resumen, confiamos más en el filtro de polvo lavable del De’Longhi que en su ionizador.

Donde sobresale el De’Longhi es en su facilidad de uso. Tiene un panel de control superior con botones y luces indicadoras para cada función. Puedes configurar las lamas para que oscilen y distribuyan el aire más uniformemente. Su ancha asa superior y un peso de solo 6,5 kg hacen que el DNS65 sea muy cómodo de transportar. El diseño minimalista con esquinas redondeadas convierte a este deshumidificador en una contribución elegante a los espacios interiores.

Aunque la mayoría de los usuarios están realmente contentos con su De’Longhi, hay algunas cosas que debes tener en cuenta. Algunos usuarios admiten que el aparato no es muy eficiente en los modos menos potentes. En habitaciones realmente húmedas, deberás tenerlo casi siempre en modo Max o Turbo y soportar sus respectivos niveles de ruido. Además, en el modo Max el consumo alcanza los 520 W, es decir que el De’Longhi gasta bastante energía. En el modo Eco la cifra desciende a 230 W. Su flujo de aire máximo no muy elevado, su modesta capacidad de deshumidificación y su depósito de agua de reducido tamaño también indican claramente que los 75 m2 indicados por el fabricante pueden sobrepasar la capacidad real de este aparato. Aun así, controla bien la humedad de una habitación de tamaño medio. Algunos usuarios encuentran el depósito de agua un poco difícil de quitar. Si optas por un desagüe continuo, ten en cuenta que este modelo no dispone de bomba de agua. Para concluir, el DNS65 no ofrece una potencia deshumidificadora muy grande, pero tiene un rendimiento bastante adecuado que resuelve problemas leves de humedad en espacios de tamaño pequeño a medio. También presneta un aspecto elegante y cabe destacar su amplia gama de funciones.

Especificaciones

  • Superficie máxima de funcionamiento declarada : 75 m2
  • Flujo de aire máximo  : 90 m3/h
  • Capacidad máxima de deshumidificación : 6 l / 24 h (32 °C y 80% de humedad relativa)
  • Capacidad del depósito de agua: 2,8 l
  • Intervalo de temperaturas de funcionamiento: +1 a +35 °C
  • Nivel máximo de ruido: 48 dB
  • Número de posiciones del ventilador: 3
  • Dimensiones (alto x ancho x prof.): 50,1 x 34 x 19,2 cm
  • Peso : 6,5 kg

 

REVISAR PRECIO

REVISAR PRECIO en amazon.es

Nobebird Mini 1000ml

Nobebird Mini 1000ml

Ventajas

  • Muy accesible
  • Consumo muy económico
  • Funcionamiento muy silencioso
  • Mantenimiento sin esfuerzo
  • Diseño moderno
  • Compacto y fácil de transportar

Desventajas

  • Baja capacidad de deshumidificación
  • Depósito de agua pequeño
  • No apto para bajas temperaturas

Nuestra reseña

Si tu problema de humedad es de pequeña escala, es posible que no haya necesidad de gastar un montón de dinero en un aparato potente y que consuma mucha energía. En ese caso, lo único que necesitas es un deshumidificador compacto, silencioso, energéticamente eficiente y que sea asequible y fácil de usar. El Nobebird es precisamente ese deshumidificador, con un tamaño lo suficientemente reducido como para colocarlo sobre una mesa. Consume solo 40 W y su nivel de ruido se sitúa entre 35 y 39 dB.

El Nobebird tiene potencia suficiente para superficies de 5 a 15 m2 y puede extraer hasta 450 ml de agua cada 24 horas. No parece mucho, pero este aparato tiene solo 25,6 cm de alto y 15 cm de ancho, así que puedes colocarlo en un armario, una despensa, un barco u otras áreas donde meter un deshumidificador grande podría ser un problema. Además, este modelo pesa solo 1,3 kg y tiene un asa incorporada para transportarlo sin esfuerzo.

El Nobebird es un deshumidificador termoeléctrico que utiliza el efecto Peltier, lo que se traduce en niveles de ruido y consumo considerablemente reducidos; no obstante, también tiene sus limitaciones. Aunque el intervalo de temperatura de funcionamiento se establece entre 5 y 50 °C, el Nobebird funciona mejor entre 20 y 30 °C. A bajas temperaturas su efecto deshumidificador se vuelve casi insignificante. En segundo lugar, el Nobebird funciona mejor cuando la humedad relativa es alta, sobre el 80%. Si quieres reducir el nivel de humedad desde un valor medio a uno muy bajo (por ejemplo, bajar del 60% al 35% de humedad relativa), es mejor que busques un modelo con compresor.

Usar el Nobebird es muy sencillo, ya que solo tiene dos botones. El primero enciende y apaga el dispositivo, y el segundo cambia el modo de luz. El depósito de agua de 1000 ml está agradablemente iluminado: puedes elegir que la luz cambie entre siete colores diferentes, dejar configurado el que más te guste o apagarlo del todo. Cuando el depósito de agua alcanza aproximadamente el 80% de su capacidad, la luz cambia a rojo y el dispositivo se apaga hasta que vacíes el depósito.

Este modelo no tiene temporizador ni funciones avanzadas. Dado que la capacidad de deshumidificación es baja, tampoco hay opción, o necesidad, de conectar una manguera. El Nobebird no tiene filtro, lo cual facilita su mantenimiento. En cambio, se puede extraer el panel posterior si se acumula algo de suciedad dentro del dispositivo.

Como ya hemos mencionado, este deshumidificador no es adecuado para superficies amplias ni lugares fríos. Además, incluso en una habitación pequeña, elimina más humedad un modelo desecante o con compresor. Pero para habitaciones donde no hay espacio para un deshumidificador de tamaño completo, el Nobebird supone un cambio radical. Según los usuarios, elimina tanto la humedad como los olores, garantizando un excelente tratamiento de las manchas de humedad localizadas.

Especificaciones

  • Superficie máxima de funcionamiento declarada : 15 m2
  • Flujo de aire máximo  : N/A
  • Capacidad máxima de deshumidificación : 450 ml / 24 h (30 °C y 80% de humedad relativa)
  • Capacidad del depósito de agua: 1000 ml
  • Intervalo de temperaturas de funcionamiento: +5 a +50 °C
  • Nivel máximo de ruido: 39 dB
  • Número de posiciones del ventilador: 1
  • Dimensiones (alto x ancho x prof.): 25,6 x 15 x 15 cm
  • Peso : 1,3 kg

 

REVISAR PRECIO

REVISAR PRECIO en amazon.es

Guía de compra de deshumidificadores

Cuando se trata de la humedad interior, la verdad es que no deberías esperar hasta que las paredes estén cubiertas de limo mohoso o a que la pintura comience a desprenderse. Los mejores deshumidificadores pueden eliminar más de 20 litros de agua al día, y resultan una de las mejores maneras de enfrentarse a los problemas de humedad de una habitación. Pero ¿cómo saber qué potencia de dispositivo necesitas de verdad, o qué funciones son esenciales y cuáles son solo mensajes de marketing? ¿Cuáles son las diferencias entre los diferentes tipos de deshumidificadores? Aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre estos prácticos aparatos.

¿Realmente necesitas un deshumidificador?

Si estás leyendo este artículo, es muy probable que la respuesta a esa pregunta sea sí. No es raro encontrarse con un nivel de humedad superior al 60%, que puede deberse a diferentes causas. Es posible que alguna parte de tu casa, como el sótano, el ático o el porche, no esté conectada al sistema de aire acondicionado o calefacción. Además, los cuartos de la colada y los baños a menudo tienen una ventilación insuficiente. Con frecuencia, un deshumidificador portátil es todo lo que necesitas para resolver estos problemas localizados. Por otro lado, estos aparatos no están hechos para secar paredes y pisos después de una inundación o una catástrofe similar.

Para esos casos necesitarás un dispositivo de alta eficacia. Finalmente, si hay humedad en toda la casa y no solo en algunas zonas concretas, plantéate la posibilidad de hacerte con un deshumidificador para toda la casa. Estos dispositivos están conectados al sistema de aire acondicionado y calefacción, lo que te permitirá establecer el nivel de humedad que deseas tener en todo tu hogar. También evitan tener de vaciar los depósitos de agua, pero tienen un precio inicial bastante alto y la instalación deberá realizarla un profesional.

¿Qué es la humedad?

Cuando la gente habla de humedad interior, con frecuencia se están refiriendo a los niveles de humedad relativa. La humedad relativa se expresa como el porcentaje de vapor de agua presente en el aire respecto a la cantidad total que podría contener a su temperatura actual. Al leer nuestras reseñas de deshumidificadores te habrás dado cuenta de que todos parecen más efectivos por encima de los 30 °C. Eso se debe a que el aire caliente puede contener mucha más humedad que el aire frío. La humedad relativa óptima es se encuentra entre el 35-50% en verano y el 30-40% en invierno, aunque algunas personas prefieren un aire ligeramente más húmedo.

Los problemas normalmente comienzan por encima del 60%. Ese nivel de humedad es suficiente para causar no solo moho, sino incluso óxido. Probablemente tengas un olfato lo suficientemente competente como para saber si tienes un problema de humedad elevada. De todas formas, también puedes comprarte un higrómetro y obtener lecturas exactas de las diferentes zonas de tu casa.

Tipos de deshumidificadores

Como mencionamos anteriormente, en este artículo hablamos de los llamados deshumidificadores portátiles, aquellos que no requieren una instalación permanente y se pueden llevar de una zona a otra si es necesario. Según la tecnología que utilicen, existen tres tipos principales.

Los deshumidificadores de compresor o refrigerante son los más habituales. Funcionan aspirando el aire a través de serpentines refrigerados. Esto provoca que la humedad del aire se condense y gotee al depósito inferior. El segundo conjunto de serpentines calientes calienta el aire antes de devolverlo a la habitación. Por lo tanto, estos deshumidificadores tienen un ligero efecto de bomba de calor, pero no pueden reemplazar a un calentador. Para enfriar el serpentín se usa un refrigerante. El mecanismo es similar al del aire acondicionado y los frigoríficos.

Los deshumidificadores de compresor funcionan mejor cuando la temperatura ambiente es de unos 15-20 °C. Con temperaturas bajas (por debajo de +5 °C), existe el riesgo de que se acumule hielo. Esto limita su uso en habitaciones que no estén aisladas térmicamente. Sin embargo, algunos modelos disponen de sistemas de descongelación automática.

Los deshumidificadores desecantes hacen pasar el aire a través de un material adsorbente, es decir, que retienen las moléculas, en este caso de agua (no confundir con “absorbentes”). Su ventaja más significativa es la capacidad de funcionar igual de bien en una amplia gama de temperaturas (desde +1 °C a +30 °C). Sin embargo, en comparación con los modelos de compresor, suelen ser más caros, consumen más electricidad y extraen menos litros por día. También son menos adecuados para superficies grandes.

Los deshumidificadores termoeléctricos hacen que circule una carga eléctrica a través de una unidad metálica para que un lado se caliente y el otro se enfríe. Esto se llama efecto Peltier, y por eso a veces se denominan deshumidificadores Peltier. Cuando aspira el aire cálido y húmedo de la habitación, este pasa primero por el lado frío y se produce la condensación. Luego, el aire pasa por el lado calentado y se calienta antes de regresar a la habitación. Sin embargo, la capacidad de los modelos termoeléctricos es mucho menor comparada con los tipos de deshumidificadores descritos anteriormente. Generalmente solo son adecuados para superficies muy pequeñas.

Finalmente, algunos aparatos combinan las funciones de un deshumidificador y de un purificador de aire, un aire acondicionado, un humidificador o un calentador. Si prefieres un dos en uno, revisa las especificaciones cuidadosamente. A menudo dos dispositivos independientes son más eficientes, ofrecen más funciones y el coste conjunto es similar al de un dos en uno.

¿Qué tamaño debería comprar?

Cuando hablamos del tamaño (o la capacidad) de un deshumidificador, generalmente no nos referimos a sus dimensiones físicas, sino que describe cuántos litros puede extraer ese modelo concreto en 24 horas. En general, los modelos más caros pueden extraer más humedad. Sin embargo, la capacidad óptima dependerá de la habitación donde se vaya a utilizar el aparato. Los fabricantes proporcionan sus propias recomendaciones, pero nuestro consejo es que te las tomes con una dosis saludable de escepticismo. En primer lugar, la temperatura del aire y la humedad relativa a las que se prueban los deshumidificadores afectan a su rendimiento.

La mayoría de los fabricantes utilizan para sus pruebas una humedad relativa del 80% y temperaturas superiores a +30 °C. Es decir, básicamente las condiciones de un bosque tropical, que no son útiles en nuestras latitudes. Dado que el aire más cálido retiene más humedad, estas pruebas ofrecen mejores resultados. Solo unos pocos fabricantes realizan también mediciones en condiciones más realistas. Al comparar diferentes modelos, deberías verificar las condiciones de temperatura y humedad a las que se ha probado. Si solo hay datos disponibles para las condiciones de un bosque tropical, divide entre dos las cifras proporcionadas para obtener una información más realista.

Otra cifra que puede darte una pista sobre cómo se compara un modelo en particular con los demás es el flujo de aire máximo medido en metros cúbicos por hora. Un ventilador más potente puede aspirar más aire y desde más lejos. Por lo tanto, un modelo con menor capacidad pero con mayor flujo de aire, es decir, con un ventilador más potente, puede mejorar más el microclima de tu casa que uno de gran capacidad pero con un ventilador menos potente. Algunos fabricantes citan la cifra de flujo de aire para todas las velocidades del ventilador. Esto resulta muy útil, ya que la velocidad más alta puede ser excesiva para un uso continuo.

Finalmente, la mayoría de los modelos detallan en sus especificaciones la superficie máxima de funcionamiento en metros cuadrados. Sin embargo, si además comparas las cifras de capacidad máxima y de flujo de aire, notarás rápidamente que algunos fabricantes son más optimistas que otros. No existe un método estandarizado para hacer estos cálculos y, aunque lo hubiera, hay bastantes factores que afectan al rendimiento real del deshumidificador. Entre ellos se encuentran la altura del techo, la ventilación, la existencia de aire acondicionado, etc.

No es posible ofrecer recomendaciones inamovibles, teniendo en cuenta la naturaleza etérea de estos aparatos. En términos generales, una capacidad máxima de deshumidificación de 5 a 10 litros por día (una vez ajustadas la temperatura y la humedad relativa) será suficiente para habitaciones pequeñas o de tamaño medio. Si el problema de humedad está muy localizado (por ejemplo, una habitación pequeña o un armario), será suficiente con un deshumidificador con una capacidad máxima incluso menor. Para superficies más grandes, como sótanos o espacios no habitables, elige un modelo capaz de manejar de 11 a 25 litros al día. Al seleccionar nuestros cinco deshumidificadores principales, hemos comparado no solo sus especificaciones oficiales, sino también los comentarios de usuarios y evaluadores independientes que los han probado en la vida real para poder ofrecerte una imagen más amplia.

Si te cuesta decidirte, te recomendamos que elijas el aparato con la mayor capacidad de deshumidificación y flujo de aire que se adapte a tu presupuesto, aunque eso signifique sacrificar algunas funciones adicionales. Dado que hoy en día casi todos los modelos tienen higrómetros integrados, un deshumidificador potente también puede controlar el nivel de humedad en un espacio pequeño. Además, la humedad del aire bajará más rápido, por lo que siempre podrás seleccionar una velocidad de ventilador más baja y silenciosa, además de vaciar el depósito de agua con menos frecuencia, ya que los modelos menos potentes suelen tener depósitos más pequeños.

Niveles de ruido

Lo último que necesitas en este mundo repleto de contaminación acústica es otro aparato ruidoso. Una conversación típica entre dos personas emite unos 60 dB. Teniendo en cuenta que probablemente utilizarás el deshumidificador durante varias horas al día (si no lo usas constantemente), ese nivel de ruido puede resultar agotador. La mayoría de las personas encuentran tolerables niveles de ruido que rondan los 50 dB, incluso durante períodos prolongados de tiempo. Es un nivel similar a una conversación en voz baja o un frigorífico. Los usuarios sensibles al ruido deberían buscar un modelo que emita unos 40 dB o menos, que es el nivel de ruido que te encontrarías en una biblioteca relativamente silenciosa.

Funciones extra

Aunque te recomendamos que te centres primero en la capacidad de deshumidificación, el flujo de aire y los niveles de ruido, con frecuencia los deshumidificadores modernos ofrecen funciones adicionales. La importancia de estas funciones dependerá de tus preferencias personales y de las condiciones del espacio donde pretendes usar el deshumidificador. En cualquier caso, aquí te presentamos una guía concisa de esas funciones extra.

Desagüe – Si odias vaciar los depósitos de agua del deshumidificador casi tanto como el moho, deberías cambiarte al sistema de desagüe continuo. Hoy en día, casi todos los modelos ofrecen esa opción, pero con frecuencia tendrás que comprar la manguera por separado (una simple manguera de jardín generalmente funciona bien). Además, el deshumidificador típico solo ofrece desagüe por gravedad, lo que significa que el aparato debe estar más alto que el desagüe. Algunos deshumidificadores disponen de bomba de desagüe para llevar el agua hasta un fregadero o una ventana. Si esta opción te resulta atractiva, también es posible comprar una bomba de condensación por separado y conectarla a cualquier modelo de deshumidificador. Si prefieres vaciar el depósito manualmente, actualmente todos los modelos vienen con protección contra desbordamiento. Cuando el tanque se llena, el dispositivo simplemente se apaga, eliminando así el riesgo de inundación.

Asas y ruedas – Si ya sabes que utilizarás el deshumidificador en más de una habitación, fíjate en si tiene ruedas resistentes y/o asas cómodas. Las ruedas giratorias ofrecen la mejor movilidad, ya que tienen soportes giratorios para moverlo en cualquier dirección. Las asas superiores son óptimas para los deshumidificadores de menor tamaño y las asas laterales son útiles para los más pesados, ya que con ellas puedes usar las dos manos.

Controles – A algunos usuarios les gustan más los mandos y botones simples, mientras que otros prefieren una pantalla que permita configurar el porcentaje exacto de humedad que desean y otras opciones de control más detalladas. También hay deshumidificadores inteligentes que usan el wifi y se pueden controlar de forma remota. Esto resulta muy cómodo cuando quieres usar el deshumidificador en una zona que no visitas con demasiada frecuencia. El tipo de controles es una cuestión de preferencia personal y no afecta al rendimiento del dispositivo. Simplemente deberías elegir un modelo cuyo manejo te resulte cómodo.

controles di deshumidificadore

Humidistato – Esta función te proporciona un control mayor sobre los niveles de humedad. Una vez que se alcanza el nivel seleccionado, el dispositivo se apagará automáticamente y se volverá a poner en funcionamiento cuando la humedad vuelva a subir. Hoy en día, la mayoría de los modelos tienen esta característica incorporada y algunos incluso permiten introducir un porcentaje exacto de humedad.

Función Auto-defrost – Si planeas colocar tu deshumidificador de compresor en una estancia más fría, como un sótano o un garaje, esta función es imprescindible. Detiene automáticamente el dispositivo si comienza a formarse escarcha en los serpentines para que se derrita. Esto protege el aparato y evita malgastar electricidad, ya que un deshumidificador congelado no funciona correctamente.

Velocidades del ventilador – Recomendamos adquirir un modelo que tenga al menos dos configuraciones de ventilador, ya que permite reducir el consumo y los niveles de ruido cuando las condiciones son menos húmedas. Algunos modelos tienen tres o cuatro velocidades para ofrecer mayor control.

Temporizador – Esta función permite programar el deshumidificador para que se encienda a una hora determinada. Si la electricidad es más barata por la noche, el temporizador también puede ayudarte a ahorrar en la factura de la luz.

Modo colada – A muchas personas les encanta usar deshumidificadores como alternativa más económica a la secadora. Algunos modelos disponen de una función exclusiva para ese propósito. Sin embargo, puedes usar cualquier deshumidificador potente poniéndolo a velocidad máxima de ventilador y obtendrás resultados similares.

Indicador de filtro – Los filtros deshumidificadores no solo eliminan el polvo del aire, sino que además protegen el aparato. Cambiar o limpiar el filtro en los intervalos de tiempo recomendados hará que tu deshumidificador funcione al máximo y prolongarás su vida útil. Dado que es fácil olvidarse de esta tarea, las alertas y las luces indicadoras resultan muy prácticas.

Reinicio automático – Los modelos con esta función se encenderán nuevamente después de un corte de electricidad y recordarán la configuración. Si estás mucho tiempo fuera de casa, esta característica te resultará muy valiosa.

Saca el máximo partido a tu deshumidificador

Instalar y cuidar un deshumidificador es muy simple. Sin embargo, estos consejos esenciales te garantizarán que le sacas el máximo partido a tu aparato.

No bloquees el flujo de aire – Para una circulación óptima del aire, la unidad debe colocarse un poco separada de las paredes y los muebles. Si puedes colocarlo en medio de la habitación, perfecto. Sin embargo, también funcionará bien si dejas al menos 20 o 30 cm de separación con las paredes y los muebles. Si sabes que un rincón es particularmente húmedo, coloca el aparato cerca de allí, aunque debes recordar mantenerlo alejado de cualquier material fácilmente combustible.

Aspira la habitación – Antes de encender tu deshumidificador por primera vez, limpia a fondo el espacio donde lo pondrás en marcha. Al pasar la aspiradora eliminarás las partículas de polvo que podrían obstruir el filtro. Si lo haces con regularidad, mantendrás tu deshumidificador funcionando sin problemas.

Desenchufa el aparato – Antes de cualquier actividad de mantenimiento, recuerda desconectar tu deshumidificador de su fuente de energía. Los depósitos llenos de agua y la electricidad no hacen buenas migas.

Cuida los filtros – Para asegurarte de que tu deshumidificador funciona a plena potencia, lava o reemplaza los filtros según lo recomendado por el fabricante. Si los filtros son lavables, un enjuague rápido suele ser suficiente, pero también puedes usar jabón si el filtro está muy sucio.

Limpia el depósito de agua – No dejes nunca el agua en el depósito durante mucho tiempo, ya que puede convertirse en un nuevo hogar para que florezcan las bacterias y el moho. Vacía y enjuaga el depósito con regularidad. Cada pocas semanas límpialo más a fondo con estropajo o cepillo y agua jabonosa. Algunos modelos tienen un segundo filtro en el depósito de agua. Si el tuyo es así, recuerda limpiarlo también.

Conclusión

No hay duda de que los deshumidificadores modernos han recorrido un largo camino con respecto a sus voluminosos y ruidosos predecesores. Hoy en día, estos aparatos son increíblemente fáciles de usar, zumban como abejas y cambian mágicamente el ambiente de las estancias húmedas. Tanto si estás deseando deshacerte de esas feas manchas de moho como si buscas mejorar tu nivel de confort o mantener a raya bacterias y alérgenos dañinos, un deshumidificador bien elegido eliminará todas esas preocupaciones.

El Inventor Eva II Pro destaca por su potente rendimiento, una excelente gama de funciones y su comodidad de uso y mantenimiento. Es un abnegado eliminador de humedad que limpiará eficazmente tu casa de la humedad que le sobra y de sus indeseables compañeros.

[Total: 0   Promedio: 0/5]
Botón volver arriba