Cómo usar una plancha de pelo: claves para un cabello sano

como planchar el pelo

El cabello es un rasgo característico del ser humano, que se forma a partir del folículo capilar y cuya composición es a base de queratina, con otros nutrientes generados por el organismo de forma natural. Dichas fibras poseen rasgos definidos por el código genético de cada persona.

Por ejemplo, existe el pelo liso, ondulado, rizado y crespo, con tendencia grasa, seca o mixta y de grosor fino o grueso. Debido a que cada pelo es diferente, hay que ser cuidadoso al peinarlo y moldearlo, especialmente si para ello se utiliza una plancha de pelo.

A simple vista, alisar el cabello puede ser una tarea sencilla, para la que sólo debes encender la plancha y comenzar a deslizar sus placas por los mechones de pelo, hasta que adquieran el estilo deseado.

Sin embargo, esto no es así de rápido. Debes conocer las necesidades de la melena para suministrar el calor adecuado, preparar las hebras con algún suero que reduzca el posible daño causado por las altas temperaturas, dividir el cabello con el propósito de obtener un mejor acabado, entre otros tantos aspectos. A continuación, explicamos cómo utilizar correctamente una plancha en el cabello para que este se mantenga saludable.

Selecciona una plancha que más convenga

El mercado tiene varios tipos de planchas de pelo, que se diferencian en varios aspectos, siendo los de mayor relevancia el nivel de temperatura ofrecido, el tamaño y el material de las placas.

En primer lugar, está la plancha de pelo de cerámica, que es un producto dirigido a cabellos lisos y ondulados. Las placas de cerámica actúan directamente en la cutícula de las hebras para suavizar la cutícula debido a la acción de los iones negativos de la plancha, sobre la carga positiva del pelo. Así, elimina el encrespamiento. Además, esta superficie retiene el calor y lo distribuye de forma homogénea, con el propósito de conseguir un planchado más rápido y, a su vez, ahorrar energía eléctrica.

Por otra parte, están las planchas de pelo de titanio, recomendadas para el cabello grueso y rebelde, debido a que este tipo de equipos brinda un alto nivel de calor concentrado uniformemente a lo largo de sus placas. De hecho, con esta plancha los resultados son más duraderos y el tiempo de alisado es menor, ya que bastará con dar una sola pasada en cada mechón.

Finalmente, está la plancha de pelo turmalina. Se trata de un mineral que transmite el calor a las hebras sin que estas sufran ningún daño. Por el contrario, el cabello liso, ondulado, rizado y crespo, adquirirá una apariencia saludable, brillante y sin frizz, después de ser deslizado a través de las placas de turmalina.

Acondiciona el cabello

La preparación del pelo es un paso de gran importancia para que el proceso de alisado sea rápido, efectivo y duradero. Dicho cuidado post planchado debe efectuarse en dos fases, siendo la primera de ellas la aplicación de un protector térmico, cada vez que vayas a alisar las hebras.

De esta forma, las altas temperaturas no lastimarán la cutícula del pelo. Por otra parte, está el cuidado a largo plazo, que consta del uso de productos capilares con fórmulas específicas para cada tipo de cabello, capaces de nutrir desde la raíz.

Igualmente, para tener un pelo saludable, flexible, con brillo y libre de frizz, la persona deberá consumir una dieta balanceada, rica en verduras, frutas, cereales, carnes, pescado, huevos, entre otros alimentos. Todo esto le brindara al organismo un correcto aporte nutricional y, por ende, el cabello crecerá fuerte y lleno de vida.

Divide la melena en varios mechones

No importa que se trate del mejor equipo alisador de pelo del mercado, para obtener mejores resultados al planchar la melena, es necesario que los mechones estén expuestos el menor tiempo posible al calor de las placas. Para que esto sea posible debes dividir el cabello en varias partes, con ayuda de un peine de cerdas anchas y sujetando cada sección con una pinza. Después, deberás deslizar la plancha por cada mechón de manera uniforme e iniciar a un centímetro de la raíz hasta la punta de cada hebra. Recuerda que entre más delgado sea el mechón, más rápido será el alisado.

Ajusta la temperatura de la plancha

Saber elegir la temperatura de la plancha es un paso obligatorio para evitar agredir tanto el cabello. Ten siempre presente que cada tipo de pelo tiene sus necesidades específicas. Por ejemplo, si aplicas una temperatura de 230 °C en una melena lisa y delgada, lejos de alisar, conseguirás quemar las hebras, causando un daño intenso.

Igualmente, si aplicas 180°C en un pelo grueso, ciertamente no lo quemarás inmediatamente, pero sí tendrás que deslizar las placas innumerables veces por cada mechón para alisarlo y, por ende, la exposición al calor será mayor que al emplear una temperatura adecuada para dicho grosor.

El cabello fino que ha sido expuesto a alguna química del color debe alisarse a un máximo de 160 °C. Por su parte, el pelo natural y con una estructura sana, puede soportar 180 °C, mientras que las melenas rebeldes, que poseen una buena flexibilidad e hidratación en los filamentos, resultan adecuadas para temperaturas de 230 °C.

Otras precauciones a tener presente

Debes dejar en el pasado el mito de las planchas que no estropean el pelo. Todo equipo de alisado genera daño en el cabello, porque se trata de una temperatura externa que pretende modificar la forma natural de las hebras. Sin embargo, dicho deterioro puede reducirse si se es precavido al momento de plancharla.

Adicionalmente al acondicionamiento del cabello, la selección de la plancha y del rango de calor, debes evitar alisar el cabello húmedo, porque el choque térmico quema las hebras, produce opacidad y horquillas. Asimismo, limpia siempre las placas de la plancha, ya que los residuos de los productos aplicados se adhieren y, la próxima vez que utilices el equipo, esto podría deteriorar las hebras.

De forma general, la salud de tu pelo está estrechamente relacionada con la alimentación y la hidratación, así que procura tener una dieta saludable y consumir agua constantemente, para mantener una buena salud capilar.

Aprender cómo planchar el pelo sin dañar las hebras y obtener el acabado deseado no es complicado, sólo debes documentarte acerca del tema y seguir las recomendaciones necesarias.

pelo alisado

HAGA CLIC PARA CALIFICAR ESTE POST!
Total: 0 Promedio: 0
Back to top button