¿Cómo limpiar y mantener tu recortadora de barba?

Las recortadoras para la barba, al igual que cualquier otro aparato para el cuidado personal, requieren de un constante mantenimiento. Se trata de la eliminación de los residuos en las cuchillas, limpieza de los cabezales y parte interna de la estructura. Cada uno de ellos son procesos sencillos, que no nos restarán mucho tiempo.

El rostro es parte nuestra carta de presentación como hombres, ya que a través de él podemos mostrar una buena apariencia. Por ello, recortar la barba y crear un estilo propio es un paso necesario en nuestra rutina de cuidado personal.

Los dispositivos de corte para el área de la barba han adquirido gran popularidad. Existen muchos modelos con los que podremos realizar esta tarea de forma rápida, sencilla y segura. Lo mejor de todo, es que no tendremos que salir de nuestro hogar y, por tanto, no invertiremos dinero en salones de belleza.

El barbero eléctrico o la recortadora de barba pueden funcionar de forma inalámbrica o alámbrica, según el modelo. Igualmente, estos equipos suelen incorporar cabezales intercambiables y algún sistema de corte ajustable al tamaño del vello. De hecho, este par de características resulta conveniente para darle forma a la barba (perfilarla) sin hacer invisibles los filamentos.

Las máquinas recortadoras para barba pueden tener diseños, formatos y funciones diferentes, pero generalmente los fabricantes ofrecen una manipulación intuitiva. Por tanto, a pesar de que no seamos expertos con este tipo de equipos, no deberíamos experimentar complicaciones al manipularlo.

Por otra parte, está el método de limpieza de los cabezales. Se trata de un proceso que debe efectuarse tras cada uso para eliminar los restos de pelo acumulados en la máquina. Así, aseguraremos un óptimo corte en cada pasada.

Recortadora de barba: Limpieza y recomendaciones

Mantener el buen estado de nuestra máquina para arreglar barba no es complicado. Sólo debemos proporcionar al equipo la limpieza adecuada y, a su vez, tener en consideración algunos cuidados al manipularlo.

Por ejemplo, debemos ajustar bien los cabezales, verificar que las cuchillas no tengan óxido y su corte sea uniforme. También, tenemos que estar atentos a cualquier sonido fuera de lo común en el aparato, porque podría indicarnos una avería interna.

Para que esto sea posible debemos conocer a profundidad el dispositivo, sus partes, los materiales de fabricación de los cabezales, etc. Así, será sencillo limpiar la máquina y alargar su vida útil.

Limpieza de la recortadora

recortadora de barba en aqua

Con el uso diario de la máquina, comenzarás a notar acumulaciones de pelo y productos de afeitado entre las hojillas. Dichos residuos en poco tiempo podrían generar atascamientos en el cabezal. Por tanto, el corte en cada pasada sería irregular y podríamos terminar cortándonos o deteriorando la piel.

De ahí la importancia de limpiar la recortadora cada vez que la utilicemos, siguiendo las indicaciones del fabricante. Recordemos que algunos modelos no son aptos para el agua, por lo que debemos ser más cuidadosos.

En todo caso, sólo tenemos que retirar el cabezal para resguardar la estructura de la humedad y seguir estos sencillos pasos:

  • Cogemos un cepillo de cerdas suaves y lo deslizamos por las cuchillas cuidadosamente hasta remover los pelos y residuos.
  • Seguidamente, colocamos el cabezal bajo el grifo del agua, para retirar los excesos. Podemos repasar nuevamente con el cepillo.
  • Después, eliminamos la humedad completamente con un paño absorbente. Recordemos que, de no hacerlo, podrían comenzar a aparecer rastros de oxidación en las hojillas.
  • Finalmente, debemos engrasar la recortadora. Sólo tenemos que encender el equipo y agregar tres gotas de aceite en puntos claves: sobre la cuchilla y en las esquinas. Seguidamente, encendemos por un minuto el dispositivo, para que el aceite se integre correctamente.

Recomendaciones para cuidar la recortadora

Entre las principales recomendaciones que debemos tener presentes para el cuidado de nuestra recortadora, destacan las siguientes:

  • Lo primero que tenemos que hacer es leer el manual de instrucciones de la recortadora de barba. Recordemos que por muy intuitivo que sea el modelo, siempre existirán algunas sugerencias del fabricante que debemos seguir.
  • Organicemos algunos elementos de limpieza especiales para el mantenimiento de la recortadora. Se trata de un cepillo o escobilla de cerdas sintéticas y detergente suave libre de compuestos abrasivos. Asimismo, necesitaremos un paño absorbente y un suministro de aceite para las cuchillas.
  • Es importante que seleccionemos aceite para la lubricación de máquinas. Podemos verificar el manual de instrucciones para conocer lo que el fabricante nos recomienda. Igualmente, en el mercado existe una gran variedad de marcas dirigidas a este tipo de dispositivos. Sólo tenemos que realizar una búsqueda en la web.
  • Eventualmente tendremos que realizar un mantenimiento profundo, es decir, en la parte interna de la carcasa. Para ello, debemos liberar los tornillos de seguridad y verificar el estado del motor. Si notamos falta de lubricación en dicha área, deberemos aplicar unas cuantas gotas.
  • Si la perfiladora de barba es un modelo multifunción, seguramente la emplearemos en varias partes del cuerpo. Por tanto, es prudente esterilizar las cuchillas. Así, mantendremos la higiene en cada sesión.

Influencia de la función de la recortadora en su limpieza

Las recortadoras de barba ofrecen función en seco o mojado, que es una característica que puede influir en la limpieza del producto. A continuación, lo explicamos.

Existen modelos diseñados para ser empleados en seco, debido a que sus componentes mecánicos no poseen certificación de impermeabilidad. Mientras tanto, otros equipos pueden colocarse bajo el grifo. Estos últimos resultan más fáciles de limpiar, porque con la presión del agua en la ducha podemos eliminar los residuos de pelo.

Por su parte, las recortadoras en seco pueden limpiarse con un cepillo o liberar los cabezales para lavarlos por separado. Esto sugiere una inversión mayor de tiempo, pero evitaremos el deterioro del motor.

Recordemos que las recortadoras para barba requieren una constante limpieza (finalizada cada sesión). Igualmente, tendremos que lubricarlas periódicamente (cada dos o tres cortes). Así, mantendremos el buen estado de las cuchillas y los componentes internos.

[Total: 0   Promedio: 0/5]
Botón volver arriba