Cómo afilar la cortadora de alimentos

Existen diferentes máquinas cortadoras diseñadas para rebanar todo tipo de alimentos, desde queso, vegetales y pan, hasta carnes y fiambres. Son capaces de cortar en forma de cubos, tiras y lonchas de manera muy precisa y sin esfuerzo. Pero para que esto sea posible, las cuchillas de las cortadoras de alimentos tienen que estar debidamente afiladas. Es muy común que estas pierdan filo a medida que se utilizan, por lo que es necesario realizar un mantenimiento con cierta frecuencia para asegurarnos de que el corte sea siempre limpio y preciso. En este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber para mantener tu máquina de cortadora de alimentos siempre en condiciones y con el filo ideal.

Cómo saber cuándo afilar las cuchillas de la cortadora de alimentos

Generalmente, los fabricantes recomiendan afilar la cortadora de alimentos cada 6 meses o una vez al año. Sin embargo, esta recomendación podría no ajustarse a todos los usuarios, por lo que el tiempo entre mantenimientos dependerá de la frecuencia con que utilices la máquina.

No obstante, la limpieza de la cortadora de alimentos sí debe realizarse rigurosamente después de cada uso, para evitar que los residuos se peguen, ya que estos pueden obstruir la cortadora.

Sabrás que tu cortadora de verduras, cortadora de fiambre, cortadora de quesos o cortadora de carnes necesita ser afilada cuando los cortes de los alimentos sean irregulares. Esto puede verse cuando, en lugar de realizar un corte limpio y parejo, la máquina desmenuza las lonchas o varía el grosor entre unas y otras.

Es en ese preciso momento cuando se recomienda proceder con el afilado de cuchillas, a fin de prolongar la vida útil de la misma.

cortador de alimentos

Herramientas para afilar las cuchillas de una cortadora de alimentos

Lo primero que necesitas son los instrumentos para el afilado. En algunos casos, el fabricante provee algunos de ellos para afilar las cuchillas, pero en la mayoría de los casos el usuario debe adquirirlos por su cuenta.

Estas son las herramientas que necesitarás para el mantenimiento del filo de tu contadora de alimentos:

  • Guantes a prueba de cortes
  • Gafas de seguridad
  • Piedra de afilar
  • Paño o toallitas de limpieza
  • Desinfectante de cuchillas u otro detergente de lavado no abrasivo
  • Aceite u otro líquido lubricante para la cuchilla

Es importante seguir las instrucciones de cada dispositivo para darle el cuidado específico que requiere, pues los tipos de afilado pueden variar según cada modelo. En ese sentido, a continuación te presentamos algunos consejos básicos para afilar correctamente tu máquina.

Precauciones de seguridad para afilar cuchillas

Debes tomar en cuenta ciertas precauciones al momento de empezar con el afilado de las cuchillas de la máquina. Siempre se sugiere que este tipo de trabajo sea realizado por personal experto y cualificado.

El primer paso es apagar y desconectar la cortadora; esto es sumamente importante para evitar accidentes. Aquí es imperioso remarcar que la cuchilla nunca debe limpiarse o afilarse cuando se encuentre en movimiento, de lo contrario podría ocurrir algún accidente o imprevisto.

Antes de proceder con el afilado en sí, es recomendable limpiar cuidadosamente y en profundidad todas las piezas de la máquina. Esto, como se dijo anteriormente, contribuye a preservar la vida útil de la máquina y ayuda a optimizar el resultado del afilado. Para este paso es recomendable desmontar o aflojar todas las piezas desmontables y ubicarlas sobre una superficie plana.

Recuerda usar los guantes de seguridad a prueba de cortes en todo momento. Este accesorio protege las manos de posibles cortes con las cuchillas y otros metales. Tampoco olvides colocarte las gafas de protección.

Pasos para afilar las cuchillas

piedra de afilar

  1. Determinar el tipo de afilado de la máquina, ya que hay dos opciones posibles para realizar este procedimiento. El primero corresponde a máquinas que cuentan con sistema de afilado, muy común en cortadoras de alta gama y de gran tamaño, las cuales suelen venir con una piedra afiladora integrada en la estructura.Para el segundo tipo de afilado se requiere de un afilador adaptable a cada modelo. Para saber qué afilador es compatible con tu máquina, puedes consultar la información que se encuentra detallada en el manual de instrucciones.
  2. Apagar y desenchufar. Asegurarse de que el dispositivo se encuentre apagado y desenchufado. Si se ha usado recientemente, es necesario dejar que la máquina se enfríe.
  3. Limpiar la cuchilla. Es preciso retirar la cubierta de la cuchilla para posteriormente limpiarla cuidadosamente con un paño o toallita limpiadora. Este proceso puedes hacerlo con un poco de agua tibia y detergente no abrasivo. Seguidamente, enjuaga y seca bien.
  4. Lubricar la cuchilla. Este paso es esencial para mantener la cuchilla funcionando correctamente y retrasar su desgaste. Para hacerlo, aplica una pequeña capa de aceite u otro lubricante especial para cuchillas (algunos vienen en aerosol).
  5. Ajustar la piedra de afilar u otro dispositivo compatible. En la mayoría de los casos la piedra está integrada, por lo cual solo hay que desenroscar y ajustar correctamente la piedra junto a la cuchilla. Luego, volver a enroscar y ya estará lista para empezar a afilar. En caso de que se requiera de un dispositivo externo, también es preciso ajustarla cerca de la cuchilla, de manera que queden perfectamente alineadas.
  6. Encender la cortadora de alimentos. Conectar y encender la máquina, dejarla funcionar durante un minuto en contacto con la piedra y dejar que afile la cuchilla. Es mucho más fácil cuando se trabaja con la piedra integrada en la máquina. En el caso contrario, es importante estar atentos a que la piedra no se caiga al afilar.
  7. Verificar el grado de afilado y no exceder los 10 milímetros. Esto puede comprobarse con algún papel. Si es el grado adecuado y todo está en orden, puedes proceder con la desconexión y apagado nuevamente.
  8. Desempolvar y desinfectar. Retira la piedra y reajusta todo en su lugar. Luego, procura retirar todos los restos de polvo o residuos de las cuchillas con una toallita limpia, agua tibia y detergente. Enjuágalo y seca correctamente. Enchufa nuevamente y estará lista para cortar una vez más.

Conclusión

Con esta corta, pero útil guía de afilado, ahora tienes una idea más clara del procedimiento necesario para mantener en funcionamiento la cortadora de alimentos. Recuerda que, aunque es importante seguir las instrucciones del fabricante, también es primordial estar atentos a los detalles: realizar una limpieza diaria y afilar las cuchillas cada vez que lo consideres necesario

HAGA CLIC PARA CALIFICAR ESTE POST!
Total: 0 Promedio: 0
Back to top button